El nefelibata de versos – Poema II

Etéreo fue pasar contigo, Amada,
aquella inolvidable noche constelada.
Porque fue un evento explosivo de pasión
y romance tangible.

En mi soledad solo puedo recordar,
mas no puedo volver a vivir ni tocar;
tu sublime y sutil piel en esta habitación.
Como olvido la miel de tus besos
que se destila en mi corazón sin huesos.
Solo me queda soñar en lo imposible…

La galaxia de tu ser, Amada,
será mi fuente de sempiterna inspiración.
Porque para mí durará siempre esta canción.
Nuestro amor a superado la ilusión,
por eso te digo, 
hoy serás más que mi enamorada.

Me preguntas ¿Quién es ella?
Sin ni siquiera pensar, 
«Si es realmente bella».
Te digo que solo es una superflua;
que está demás y solo me beso sin lengua.
¡Perdón amor!

No mereces pasar malos momentos.
Ella me beso por accidente,
en contra de mis sentimientos.
El culpable soy yo por ingenuo 
y tú por cómplice,
por presentarme de sorpresa 
a tu mejor amiga.

Figure 1. El nefelibata de versos, Poema II - sybcodex.com
Figure 1. El nefelibata de versos, Poema II - sybcodex.com

Referencias

Pixabay (2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Autor: sybcodex
Título del libro: «Pasiones en versos»
Título del Capítulo: El nefelibata de versos – Poema II
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios