El nefelibata de versos – Poema I


He oído decir, que el amor es efímero
porque dura poco tiempo, que es pasajero.
Mi opinión es contraria a esta corriente;
efímera es la vida humana, con la muerte.
Pero el amor es puro y sincero,
uno lo siente…

Amor, un sentimiento inefable,
porque el lenguaje escrito.
En su inmensa gramática no puede describir,
a detalle el latir de mi corazón amable.
Las palabras quedarían simples y sobrantes
comparadas con tus besos sublimes y elegantes...

Incomparable el melifluo de tus labios,
porque tienes una voz delicada como los lirios;
con un sonido suave y dulce como los vientos alisios.
Tu voz acaricia mi corazón ¡Siente como late!

Las lumbres de mis ojos vieron por primera vez,
el acendrado cuerpo tuyo.
Porque es tan puro como jardín natural
lleno de exuberantes flores;
bañadas en mil delicias.

Eres arte pintado en un muro
de cuatro dimensiones físicas.
Escultura original;
sabor a miel. Amada, es tanta la impresión
qué causa tu belleza o esto es una ilusión.
Permíteme acariciar tus mejillas
para ver si eres real…

El amor que siento por ti
¡Amada mía! Es la epifanía
de mi mente y corazón.
Porque es la manifestación de mi alma
guiada por una buena y romántica razón…
En el pensamiento de mil ideas sin calma,
mientras yo dormía
«Era inevitable soñar contigo».

En el jardín de mi alma, tus besos
de flor y rosas son inmarcesibles.
Porque tu esencia jamás se marchitará,
ni el sol con sus terribles temperaturas 
¡Lograra! Que tus suaves pétalos rojos 
caigan en el deceso.
Porque nuestros sentimientos
¡Son indestructibles!

Figure 1. El nefelibata de versos – Poema I - sybcodex.com

Referencias

Pixabay, (2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Autor: sybcodex
Título del libro: «Pasiones en versos»
Título del Capítulo: El nefelibata de versos – Poema I
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios