Featured Post

El Pibe de Oro - Frase celebre

Cuestionando los orígenes de la vida humana – Parte II

Todos en algún momento de nuestras vidas empezamos a preguntarnos ciertas interrogantes o misterios que la humanidad siempre ha tenido, porque nos gusta cuestionarlo todo.
Díganme quien no se ha preguntado en su vida estos enigmas:
¿Quiénes son nuestros creadores? ¿Cuál es el verdadero origen de la humanidad? ¿Siempre existió la humanidad? ¿Seremos un experimento extraterrestre? ¿Somos obra de evolución? ¿Somos creación de antiguas civilizaciones? ¿Somos la forma mejorada de los primates? ¿Dios creó al ser humano? ¿Somos realidad virtual tipo matrix? ¿Nuestros antepasados conocieron nuestros verdaderos orígenes? ¿Somos viajeros de otro tiempo? ¿Somos de otro planeta? ¿Algún día conoceremos nuestros orígenes? ¿Seremos evolución de los reptilianos? ¿Seremos parientes de las sirenas? ¿Surgimos de polvo como dice la biblia? ¿Somos escalas temporales de vida en la tierra? ¿Seremos obra de la imaginación? ¿Tendremos semejantes similares en otros planetas? ¿Cómo dice un libro realmente estamos solos en este universo? ¿Somos los únicos seres racionales que cuestionamos nuestros orígenes?
Las preguntas anteriores son apenas las mínimas cuestiones que se hace el ser humano permite decirte aliados(as) lectores(as) que están leyendo este artículo, que responderé desde mi punto de vista algunas preguntas de forma breve.
¿SOMOS OBRA O RESULTADO DE EVOLUCIÓN?
Según la teoría del biólogo Charles Darwin, quien, nacido el 12 de febrero de 1809, que luego de pocos años como parte de su carrera publicó su obra en 1859 «El origen de las especies» sobre la «selección natural de las especies» donde detalla que existió un ser vivo predecesor a todos los demás.
Compara su teoría con la forma de un árbol, donde las especies actuales son las ramas más cercanas a las hojas, que se originan de otra más antigua por medio de una transmutación o cambio natural para la supervivencia de esta, a estos seres vivos se le coloca en ramas más gruesas, cercanas al tronco y como raíz al inicio de todo está la criatura que da origen a las demás especies en la tierra.
Es por ello, el menciona que el predecesor del ser humano son los primates, pues Darwin al mirar el comportamiento un niño y compararlos con un simio. Observó que eran similares.
El ser humano a cambiado a través de los años, y como Darwin no solo busco la verdad del origen de la vida en la tierra, sino también las demostró con pruebas biológicas de especies extintas y de especímenes actualmente vivos.
El ser humano es originario por fuerzas sobrenaturales, de esas mismas que también dotaron de vida las otras especies.
Se explicó que el ser humano es resultado de años de evolución, desde que surgieron las primeras células, para seguir multiplicándose y llegar a convertirse en lo que somos ahora.
Existe alguien que planificó todo a la perfección, quien llenó la tierra con el más mínimo detalle de vida.
Quien nos creó no lo hizo al azar. por diversión tubo que tener razones milenarias y también tener un gran aprecio a la vida humana. De la misma forma que nosotros amamos aquello que hacemos o logramos con nuestro esfuerzo, no lo dejamos escapar tan fácil, tenemos planes a mediano y largo plazo con aquello que empezamos.
Por ahora la humanidad sabe que no está sola y que la verdad está brillando, pero al saber que lo ocultan no puede mostrarse, peor pronto llegara el día en que veremos nuestras reales raíces sabiendo que pasamos por ella y nunca nos dimos cuenta.
¿SOMOS CREACIÓN DE ANTIGUAS CIVILIZACIONES?
Se puede imaginar a millones de años atrás, tratando de buscar civilizaciones milenarias que, con el paso del tiempo, fue muy lejos su avance tecnológico a niveles generales. Que decidieron ver su forma de desarrollo en otros planetas.
Que por lo tanto vieron a lo lejos en una oscura galaxia, un planeta sin nombre lleno de oscuridad y caliente, porque era una estrella que acababa de enfriarse.
Llegaron en segundo con el poder de su mente a través de millones de años luz, todo era frío hicieron una estrella gigante llena de resplandor de fuego a una distancia perfecta, ni muy lejos para evitar el frío, ni cerca para no soportar altas temperaturas.
El líder de esa civilización movía las leyes del universo con tan solo hablar, tenía tanto poder que con solo mencionar que se hiciese el elemento celeste, logro que los mares se llenen en un día, para estos seres vivos no humanos, un día equivalía a miles de años terrestres.
Luego dijo que se pueble el planeta de plantas y animales de diferentes especies y tipos, no quedo lugar alguno sin vida en este nuevo mundo.
Como broche de oro creó su mayor obra maestra, para ello no utilizo el poder de su voz, era tan especial este ser, que lo formo del barro con sus propias manos a una figura semejante a él, sentía tanto amor por su creación que con un soplo sobrenatural le lleno de vida.
Puso al ser humano como administrador y protector de esa impresionante creación, Él hablaba con su creador, como un hijo habla con su padre. Un día él le vio que estaba solo, sin pensarlo más le llenó el vacío de su alma con una compañera, que fue formada a partir de su costilla.
Imaginar que esa civilización sea Dios, nos pone a pensar, ahora imaginen que fuese otra les aseguro que pueden fantasear y sacar resultados diferentes.

Cuestionando Los Orígenes De La Vida Humana II – sybcodex.com
Autor: sybcodex.
Título del libro: “Cuestionando Los Orígenes De La Vida Humana”.
Título del Capítulo: Parte II.
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios