El cuento de ver una peli - Parte V

El depravado siguió su instinto

sin importarle el daño

que le hacía a ella.

Su ángel de bella

ingreso por la puerta

y le dijo «Suéltala infeliz».

 

El enfermo sujeto volteo

sin imaginar que sobre su cara

impacto un contundente puñetazo,

haciendo que el agresor

de chicas inocentes

cayera en seco al piso.

 

Ella estaba asustada,

Ángel, la miró y vio en su mirada

una solicitud de consuelo.

El, la abrazaba fuerte como si

se tratará de alguien especial.

 

Pues a nadie le gustaría

que a su hija, sobrina o nieta

le hagan lo mismo.

 

Sobre su pecho filtraron

gotas de lagrimas.

Ella desahogo su infortunio

entre los brazos de un desconocido.

 

Él susurró a Bella que su dolor

era el suyo, y que merecía

ser feliz porque era una señorita

muy agraciada y valiente.

 

El joven, la llevó a su casa,

se despidió de ella

con un cálido beso

en la cuna de sus mejillas.

Camino mientras la miraba

con el deseo de volver a verla.

 

Aquel joven héroe sin capa

soy yo, y digo aún creen

en el cuento de ver una película...

evita ser la protagonista…

 

Esperen...

sobre ese fulano que desfallecía

en el suelo, fue arrestado por abuso

a menores de edad.

«Fin».


Figure 1. El cuento de ver una peli, Parte V - sybcodex.com
Figure 1. El cuento de ver una peli, Parte V - sybcodex.com

Referencias


Pixabay (StockSnap2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/


Autor: Sybcodex

Título del libro: «Relatos de amor en versos»

Título del capítulo: El cuento de ver una peli - Parte V

©Todos los derechos reservados al autor.


Comentarios