Mujer inefable – Poema VIII


La música de sus labios
anima a su familia.
Ella estrena temas importantes
cuando da consejo.

Se hizo tendencia en mi mente
desde la niñez.
Cuando se siente su ausencia,
trato de oír su cálida voz.

Imaginar esa melodía
de afecto emocional.
Su lira en mi mente
es un arte musical.

La rima de su voz
me enseñó a leer el cuento
de la tortuga y el conejo.
Todos sus repertorios
causan en mi extrañes.

Para mi hoy y siempre,
será una tendencia incondicional…
El tiempo no puede luchar con ella,
Así pasen los años, día tras día.

Ella, prevalece en mi mente;
superando la cuarta dimensión.
Su imagen sigue igual de radiante
a pesar de que pasen,
más de mil décadas.

Siempre la llevare en mi alma
¡Presente!
El tiempo devorador,
que lo consume todo sin dejar huella.
No podrá borrar la razón
para escribir esta expresión.

Figure 1. Mujer inefable, Poema VIII - sybcodex.com

Referencias

Pixabay, (2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Autor: sybcodex
Título del libro: «Sentimientos en versos»
Título del Capítulo: Mujer inefable – Poema VIII
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios