Mujer inefable – Poema VI

Ella fue creada con amor,
detalle y hermosura.
A partir del hueso más cercano
al corazón de Adán.
Por las manos divinas de Dios
en el génesis.

Es una princesa
desde el inicio de los tiempos.
Ella desvaneció la soledad
que Adán sentía.
Ella acompañó sus noches
con su ternura.

Cada momento
juntos caminaban en el paraíso.
Experimentando ambos
la alegría que causa
el amor celestial.

La serpiente planeaba
cómo engañarlos
en su tesis oscura
pero el mal jamás ganó la guerra
en estos campos.

Ambos cayeron
en un engaño sin aviso.
Este desenlace
lleno a Dios de angustia
al ver la vida de sus hijos
cambiar de realidad.

Adán y Eva
asumieron su culpa inicial
¡No más injusticia!,
¡No la juzgues!

Figure 1. Mujer inefable, Poema VI - sybcodex.com
Figure 1. Mujer inefable, Poema VI - sybcodex.com

Referencias

Pixabay (2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Autor: sybcodex
Título del libro: «Sentimientos en versos»
Título del Capítulo: Mujer inefable – Poema VI
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios