¿Cómo evitar las deudas? ¿Cómo salir de deudas?


Una deuda es la obligación y el compromiso que se adquiere hacia una persona, empresa o institución, de pagar, devolver o reintegrar algo generalmente a través de dinero.

Existen varios tipos de deudas, las comunes pueden ser aquellas que son asumidas directamente por los mismos ciudadanos, al pedir un préstamo, compra a crédito.

La deuda también se refiere a las obligaciones de índole moral que se adquieren ante otra persona.

Algunos tipos de deudas son:

Deuda hormiga: es una deuda que se va adquiriendo lentamente y de manera acumulativa, al comprar pocas cosas, pero muchas veces con tarjetas de crédito, prestamos que se solicitan comprometiendo el dinero antes de recibirlo, la causa de esta mala decisión es la mala administración de las finanzas propias.

Deudas ficticias: esta se refiere a aquellas personas que sueñan con lujos y basan su vida en las apariencias, es así como se cargan con deudas que están fuera de sus alcances reales de vida, habitualmente estas personas no pueden pagar los gustos que se dan y no se centran en sus necesidades básicas.

Deudas para invertir: generalmente es dinero solicitado para hacer inversiones de negocios, esta pudiera catalogarse como una de las formas de endeudamiento más seguras, dependiendo de cómo se maneje la inversión, es recomendable siempre asesorarse con un profesional en la materia, así podrá pagar y ganar, sin embargo, nunca se puede descartar el riesgo de perder en este tipo de movimientos.

Deudas para subsistir: es la que se adquiere para llegar a fin de mes y cubrir los gastos necesarios y normales de una familia, como comida, salud y vivienda, aunque algunas veces tiene que ver con circunstancias adversas, la mayoría de las veces se debe a mala administración.

Siempre hay formas de evitar las deudas, pero es necesario hacer algunos cambios en nuestra mentalidad, a continuación, algunas sugerencias:

Lo mejor es crear un colchón para los gastos imprevistos, podemos hacerlo mensualmente, destinando un porcentaje de nuestros ingresos solo con la finalidad de prevenir situaciones inesperadas.

No darle tanta importancia a la tarjeta de crédito, usarla solo en casos extremadamente necesarios, en dos palabras: tener autocontrol. No dejarnos llevar por la tentación de comprar sin necesidad real.

Solicitar asesoría profesional sobre el mecanismo que se usa al estar inmiscuido en un préstamo. No tener un total conocimiento de las obligaciones que contraemos al pedir un préstamo no nos exime de pagar las consecuencias.

Usar únicamente los ahorros para cancelar los gastos, este método será un incentivo para valorar el producto o el servicio adquirido, es decir, el este método es comprar solo lo que el dinero ahorrado nos permita.

Haz un plan, anota los gastos en una agenda solo para eso, clasifica los gastos por categorías y establece prioridades.

Si tienes tarjeta de crédito lo principal es cancelar el consumo completo de ella en la fecha indicada por la entidad bancaria.

No endeudarse con más de un banco al mismo tiempo.

No te hagas disponible como fiador, generalmente termina siendo un problema, podría convertirse en una deuda que dañe tus inversiones y socave tus ahorros.

Simplifica tus necesidades, replantea tus hábitos de compras y cambia tu actitud, no es indispensable cambiar nuestras pertenencias a cada momento.

Usa tu presupuesto de forma estratégica.

Aprende a administrar tu dinero, así podrás lograr la tranquilidad y la paz que toda persona merece, dedica tus esfuerzos a cosas más beneficiosas y sobre todo aprende a ser feliz con poco a más ganancias.

Figure 1. ¿Cómo evitar y salir de deudas? - sybcodex.com

Referencias

Pixabay, (2020). Ilustración de este artículo. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Blogger: sybcodex
Redactor: Orlando Calles (Colombia)
Categoría: Consejos
Título del articulo: ¿Cómo evitar las deudas? ¿Cómo salir de deudas?
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios