Dos corazones distantes - Pasiones en versos

En la mañana lluviosa de un martes, 
mientras viajaba en una máquina rodante.
Era inevitable no pensar en ti 
¡Como antes!
Solo queda recordar 
tu mirada cercana y cautivante;
tratando de imaginar que no estas distante.

Como cambia el clima,
de la nublada ciudad de Lima,
nuestros corazones cambiaron el ritmo
de un latir de verano a un frío latir de invierno.
Te escribo esto amada a pulsos de sismo,
que causan trágicos momentos;
en mi alma todo cae y colapsa en cimientos.

Llegue al destino de mi larga odisea,
baje de aquel bus con un vacío aferrado;
avisando a mi mente que algo he olvidado.
Algo muy importante para respirar,
esencial para tener la alegría y jamás olvidar.
Eres tú aquella chispa de felicidad
que mi suspiro desea.

He tratado de viajar con mi corazón
a donde se encuentran 
las rosas de tus labios
¿Dónde estarán tus besos de miel?
Que dejaron cicatrices 
de amor en mi piel.

La anhelada extrañes 
de tu cálido cuerpo de lirios,
no se alejó contigo 
«No aprendí a decir adiós»
Amada ¿Dónde estás?;
¿Dónde encuentro la razón?

Como los terremotos llegan sin avisar;
espero un día eclipse tus labios sin respirar.
Si ese día no llegase, 
ten presente que existen réplicas
de esperanza y deseos insaciables;
que tratan de restaurar 
tu voz en aquellas platicas,
sobre tu vida y momentos especiales.

Las nubes del invierno gris,
me recuerdan aquel triste matiz.
Donde tú y yo 
nos despedimos sin decir adiós;
donde por última vez, 
nuestras almas infinitas
se fundieron 
en un profundo mar de labios.

El vacío no existía 
y la soledad se consumía
en el fértil enlace 
de nuestras manos cálidas,
que pueden hacer florecer 
la más árida sequía.  

Si la distancia me impide 
estar abrazándote fuerte.
Solo puedo sentir 
tus recuerdos vivos en mi mente.

Si el tiempo devorador de lo que existe;
no puede detenerse…
Al recordar tu mirada de ángel
los segundos no pueden moverse…

Nuestros corazones 
parecen estar distantes,
como la luna y el sol
no pueden estar 
ni siquiera unos instantes,
pero como el eclipse junta
a estos astros enamorados,
tú y yo nos amamos
tal cual somos y más que antes.

De la distancia nuestro amor
ha construido confianza y
de a pocos con cada latido y emoción
a ritmo de nuestras palpitaciones;
crece un inmortal sentimiento
desde el núcleo 
de dos corazones distantes…

Figure 1. Dos corazones distantes - sybcodex.com
Figure 1. Dos corazones distantes - sybcodex.com

Referencias

Pixabay (2020). Ilustración de esta poesía. [Figure 1]. Recuperado de https://pixabay.com/

Autor: sybcodex
Título del libro: «Pasiones en versos»
Título del Capítulo: Dos corazones distantes
©Todos los derechos reservados al autor.

Comentarios